Manejo de Alimentación Equina: Cómo y Cuándo en la Alimentación de Caballos

Proveer a los caballos de una buena nutrición es esencial para el normal crecimiento, reproducción y rendimiento. Los caballos deben recibir alimentos que sean adecuados pero no excesivos en los nutrientes requeridos. Sin embargo, aportando los alimentos correctos no es a menudo lo suficiente para asegurar que los caballos estén recibiendo una nutrición óptima.

El Cómo y el Cuándo un caballo es alimentado, puede ser tan importante como de qué se alimenta. El Cómo incluye el tipo de sistema de alimentación utilizado (grupal o individual). El Cuándo incluye el número y el tiempo de las comidas que un caballo recibe. Un buen manejo de la alimentación debe alentar el adecuado consumo de alimento y un desperdicio limitado. En suma, un buen manejo alimentario debe promover la seguridad y el bienestar de los caballos.

Número y Tiempos de las Comidas

En estado natural, los caballos son animales de pastoreo que pueden pasar un 60 % de su tiempo comiendo. Los períodos de apacentamiento y de descanso son intercalados, para que los períodos de pastoreo estén separados raramente por más de 2 ó 3 horas de los comportamientos de no-alimentación. Cuando los caballos domésticos son mantenidos en una situación real de pastoreo, la mayoría adoptará el patrón de apacentamiento descripto para los caballos en estado natural.

Sin embargo, muchos caballos tienen acceso limitado a las pasturas, y recibirán sus necesidades nutricionales del heno y los concentrados en un ambiente bajo control. En situaciones de pastoreo, los caballos pueden pasar entre 12-14 horas por día paciendo. En comparación, los caballos estabulados pueden consumir un heno típico y una ración de concentrado en 2-4 horas. Cuando las dietas alimentadas a los caballos estabulados son altas en forraje poco digerible, más tiempo pasarán comiendo que cuando la dieta es alta en concentrados. Debido a que los caballos en establo pasan a menudo menos tiempo comiendo que los caballos en pradera, ellos pueden estar más inclinados a ocupar su tiempo con actividades no deseadas como los vicios de establo o el masticado de madera. Este masticado parece ocurrir más por la noche en caballos estabulados, y se incrementa cuando se alimenta con raciones menos duras. Los caballos han evolucionado a consumir pequeñas cantidades de alimento varias veces al día, antes que grandes cantidades de comida, una o dos veces por día.

Anatómicamente, su tracto digestivo es designado para recibir pequeñas comidas (en eso, su estómago es relativamente chico).

A pesar del hecho de que el caballo está fisiológicamente más adaptado para muchas pequeñas comidas por día, no es común que el alimento sea provisto sólo dos (u ocasionalmente tres) veces al día, para muchos caballos que están instalados en establos.

Esta práctica de alimentación puede ser eficiente en trabajo, pero puede no ser la situación más deseada para el caballo, particularmente si grandes cantidades de concentrado se están proporcionando.

Las siguientes situaciones pueden resultar cuando los caballos son alimentados dos veces al día:

1. Cuando una gran cantidad de concentrado es aportada antes que el componente de forraje duro, el caballo puede consumir el grano fácilmente, y entonces tienen un apetito reducido para el heno. El caballo puede “seleccionar” en el heno o desperdiciarlo mezclándolo con su cama. En todo caso, el caballo no estará consumiendo los nutrientes que contiene el heno.

2. Una ingesta alta y rápida de concentrado puede aumentar la posibilidad de molestias digestivas. Los “concentrados” son alimentos tales como granos de cereal (avenas, maíz, cebada, etc.), y los alimentos mezclados comercialmente que son formas concentradas de energía. Los concentrados son altos en almidón. Ha sido estimado que el monto máximo de almidón que debe darse en una comida para un caballo maduro es de 3.5 a 4 lb., por 1000 lb. del caballo). Cuando se aportan niveles más altos, el almidón pasar el intestino delgado y pasar al grueso, donde será fermentado por los microbios en el intestino ciego. Una ingesta excesiva de concentrado ha sido insinuada como un factor causal en el suceso de cólicos en caballos. Una gran comida concentrada ha sido asociada también con grandes modificaciones en el volumen del plasma, y cambios en otros parámetros cardiovasculares.

Alimentación en Grupo

Muchos caballos serán mantenidos en grupos en drylots, corrales o praderas. En estado natural, los caballos son animales de hato, y de esa manera, vivir en grupo es relativamente normal desde el punto de vista del comportamiento.

Cuando los caballos maduros tienen acceso a la pastura adecuada, al agua y a un bloque de sales, el manejo de la alimentación es muy simple. Sin embargo, la pastura por sí sola es típicamente inadecuada para caballos en crecimiento y yeguas lactantes. En suma, la mayoría de los caballos que son mantenidos en pasturas, requerirán alimentación suplementaria en los meses de invierno. Este alimento puede ser provisto en la pastura, donde todos los caballos en el grupo competirán por el alimento.

Los caballos que son mantenidos en situación de drylot (corrales sin pastura significativa), frecuentemente también serán alimentados en grupo. La alimentación grupal es utilizada en muchas situaciones porque es eficiente en trabajo, y no requiere que los caballos sean ubicados individualmente. La alimentación grupal puede ser un sistema efectivo para alimentar caballos, pero también puede tener muchos inconvenientes o desventajas.

Una desventaja de la alimentación grupal es que es difícil alcanzar las necesidades de nutrientes para los caballos con distintos requerimientos nutricionales. Por ejemplo, un potro de un año requiere de una ración que contenga unos 12 á 14 % de proteína cruda, mientras que un animal maduro, castrado y que no trabaja sólo requiere una ración conteniendo de 8 a 10 % de proteína cruda. Si la dieta alcanza las necesidades del caballo con los requerimientos mayores, esto sobrealimentará al caballo con requerimientos menores.

Las jerarquías son a menudo expresadas abiertamente durante los períodos de alimentación, cuando los caballos dominantes pueden perseguir a los caballos más sumisos para alejarlos de la comida. En esta situación, es común que los caballos dominantes coman excesivamente y se pongan muy gordos. Cuando el alimento suplementario es concentrado, el comer demasiado puede llevar a cólicos y laminitis. Los caballos más sumisos en el grupo pueden no recibir comida suficiente y pueden perder peso corporal y condición.

En suma, la competencia entre caballos por comida en situaciones de alimentación grupal puede llevar a lesiones resultantes de coces, mordiscos, etc.

Alimentación Individual

Una clara ventaja en los sistemas de alimentación individual es que cada caballo puede recibir una ración que ha sido específicamente diseñada para alcanzar sus necesidades. Hay una flexibilidad máxima en la cantidad y tipos de alimentos que pueden ser dados a cada caballo. Es también fácil monitorear el apetito de cada animal y conducta de alimentación cuando son alimentados individualmente. En general, la alimentación individual también reduce la oportunidad de lesiones debido a la competencia por alimento dentro de un grupo.

En el lado negativo, lleva más tiempo –y trabajo- alimentar los caballos individualmente que alimentarlos grupalmente. Además, los sistemas de alimentación individual usualmente requieren algún tipo de instalación donde los caballos puedan estar separados, usualmente un establo con divisiones. Los animales pueden ser alojados en un establo más o menos en forma continua, o sólo llevarlos al mismo cuando es el horario del alimento. No es muy común para los caballos que son alimentados en establo desarrollen comportamientos no deseados al momento de alimentarlos. Por ejemplo, los caballos pueden patear los compartimientos, caminar dentro del establo, o golpear la puerta en anticipación a su comida.

Algunas de las desventajas asociadas con la alimentación individual pueden ser minimizadas con un buen diseño de establos. Por ejemplo, el tiempo y el trabajo asociados con la alimentación pueden ser reducidos si todos los comederos están ubicados al frente de los establos, en una locación que pueda ser alcanzada sin ingresar a los mismos. Por ejemplo, las puertas pequeñas que se balancean dentro del pasillo central pueden ser ubicadas por encima del comedero tubular para granos. También están disponibles los comederos de heno que se balancean. Algunas personas creen que alimentar heno en el piso es la forma más natural para los caballos, y que las bandejas o las redes para heno incrementan la exposición de los caballos al polvo del heno. En suma, algunos caballos quitarán
el heno de las bandejas y lo comerán en el piso.

Sin embargo, las bandejas o mallas para heno a menudo decrecen el desperdicio de heno.

El diseño del establo y la locación del comedero pueden también afectar el comportamiento de los animales al comer.

Ubicar los comederos en cualquier lado de las separaciones del establo es un diseño de eficiencia laboral, pero puede incrementar comportamientos indeseables al momento de la alimentación, como la acción de cocear. Las separaciones del establo deben ser lo suficientemente altas para prevenir que los caballos agresivos alcancen los establos adyacentes.

Algunos caballos no se adaptan fácilmente a la separación o el aislamiento de otros caballos. Los establos que permiten el contacto visual a través del pasillo pueden mejorar la respuesta a la alimentación individual.

Para caballos con poco apetito, el contacto visual con otros equinos puede estimular la actividad de la alimentación.

Sugerencias para Horarios de Alimentación

  • Cuando grandes cantidades de concentrado deben darse a animales (por ejemplo, caballos de trabajo), divida el monto diario en al menos 3 (preferentemente 6) comidas por día. Evite alimentar más de 4-5 lb. de grano a cualquier caballo.
  • Cuando el heno no se da a voluntad, aporte el mismo antes que el concentrado. Esta práctica puede incrementar el consumo de heno, y alentar al caballo a comer el concentrado más lentamente.
  • Cuando los caballos tienen apetitos pobres, ofrecer comida fresca frecuentemente puede mejorar la ingesta de alimento.
  • De ser posible, provea heno a voluntad. La disponibilidad constante de heno puede aumentar la cantidad de tiempo que el animal pasa comiendo, y disminuir el tiempo consumido en actividades menos deseables. Colocar heno en un comedero o red limitará el desperdicio.
  • Si el heno se da en el piso del establo, divida la cantidad diaria en varias comidas para limitar el desperdicio.

Sugerencias para la Alimentación Grupal

  • Provea un espacio para comederos para que todos los caballos puedan comer al mismo tiempo. Observe los animales al momento de comer para asegurarse que todos tienen acceso al alimento adecuado.
  • Aleje las bandejas de heno, los tubos para alimento, etc. para desalentar al caballo de dominar el área de alimentación por entero. Ubique las bandejas o comederos lejos de las esquinas, puertas y otras áreas que puedan plantear un peligro a la seguridad cuando los caballos están interactuando.
  • Si un caballo en un grupo es muy destructivo, quítelo a la hora de alimentarlos.
  • Utilice bandejas y comederos diseñados para caballos. Colocar alimento en comederos de este tipo reducirá el desperdicio.
  • El agrupado de caballos por estado fisiológico (ejemplos: yeguas preñadas, potros de 1 año, yeguas estériles, etc.), luego agrupe caballos según la condición corporal (coloque todas las yeguas gordas en un grupo y las yeguas flacas en otro). El agrupado por necesidades nutricionales disminuye la posibilidad de sobre o sub alimentación.
  • Observe cada caballo regularmente para ver cambios en el peso y/o condición corporal.
  • Cuando caballos con diferentes necesidades nutricionales están agrupados en una pradera, puede ser necesario alimentarlos individualmente con la porción de concentrado de su ración. Cuando un establo con divisiones no es posible, cantidades limitadas de concentrado pueden darse dentro de un morral. Otra solución sería construir un cobertizo con paredes derechas. Los caballos pueden dejarse en estos establos rectos y luego sacarlos cuando todos los caballos finalizaron.

Puede ser necesario atar cada caballo cuando entra a su corral.

 Engormix.com agradece la colaboración especial de la Dra. Laurie Lawrence y el Colegio de Agricultura de la Universidad de Kentucky, en la reproducción de este trabajo.

AUTOR:  Dra. Laurie Lawrence, Ph. D.Colegio de Agricultura – Universidad de Kentucky, Estados Unidos (Traducido por Engormix.com)

Fonte:

http://www.engormix.com/MA-equinos/nutricion/articulos/manejo-alimentacion-equina-como-t286/141-p0.htm